Un juego cubano para activar La Neurona

1-2PiNdce8AfTpZWMJGRExoA

9 septiembre, 2016

https://blog.fonoma.com/

Compartir en

Fue la insistencia entusiasta de una buena amiga — ese “te va a cuadrar” que, tan a menudo por estos días termina en sesión de intercambio de archivos a través de Zapya — lo que me llevó a instalar el juego La Neurona.

Lo que siguió a la “instalación y puesta en marcha” de esta app, fue un generoso puñado de horas de frenesí ludópata, entretenimiento sano, risotadas de loco en los lugares menos propicios (como la ruta P1) y varios agradables aprendizajes.

Es derivado de una “franquicia” de programas televisivos de participación muy popular en Cuba. Su producto principal, un show llamado El Selecto Club de la Neurona Intranquila es obra del filólogo, humorista, actor y guionista Baudilio Espinosa, y comenzó a transmitirse durante el verano de 2007 por la televisora regional de la capital, Canal Habana, los domingos en la noche, si mal no recuerdo.

Su éxito instantáneo lo llevó al horario estelar del que disfruta hoy — los viernes a las 8:30 p.m. — en el canal de más alcance del país: Cubavisión. Y generó, además, el impulso para la creación de un segundo programa, La Liga Juvenil de la Neurona, una versión para y con adolescentes.

El Selecto Club… es conocido por sus dosis de un humor basado en el absurdo, el juego de palabras y las constantes apelaciones a la agilidad mental y la peculiar idiosincrasia de los cubanos, en particular a nuestra manera de hablar el castellano. Todos esos elementos están en La Neurona.

En la pantalla inicial, el juego divide un cerebro en dos hemisferios que representan las dos habilidades del jugador que serán puestas a prueba:Conocimiento y Agilidad Mental.Cada hemisferio incluye 40 niveles, cada nivel ofrece 3 retos. Estos últimos se agrupan en cerca de una docena de categorías, dígase Juntamenta, Diccionario, Sobras Escogidas, Piedra, Papel o Tijera, entre otras.

Dentro de Conocimiento, en un refrescante guiño a la película india Slumdog Millionaire, cada reto confronta al jugador con una pregunta para la que ofrece 4 posibles respuestas. Un tip para quienes lo jueguen: casi siempre 2 de las opciones son plausibles, una es descabellada y la cuarta es cómica. En este último acápite hay ejemplos francamente deliciosos, como cuando se enunció la posibilidad de que el nombre real del famoso boxeador cubano Kid Chocolate fuera Peter Baracoa y el del escritor italiano Giovanni Bocaccio fuera Cacho de Bocagrande o cuando se incluyó entre las opciones de nombres para dos capitales del Caribe a San Dunga y Moza Mbique.

La mecánica del juego recuerda al clásico Candy Crush Saga: por cada respuesta correcta se ganan neuronas (puntos), cada respuesta incorrecta te cuesta una vida. Puedes adquirir vidas canjeándolas por neuronas — lo que me parece una metáfora muy poderosa — a un precio que al inicio parecerá racional y módico. Digo al inicio, porque con enorme facilidad puedes quedarte sin neuronas. Y eso sería una pena.

También adquieres vidas simplemente dejando que pase el tiempo: si posees menos de cinco vidas, cada cinco minutos se te añade una nueva.

Como cada respuesta incorrecta te cuesta la vida, es posible que te quedes sin ella. La Neurona ofrece comprar más neuronas pagando a través de la opción de transferencia de saldo que ofrece Cubacel. Esta es una opción muy utilizada en juegos de esta índole a escala global, siendo, una vez más Candy Crush Saga un referente. El monto es pequeño, pero si suficientes personas lo hacen, probablemente La Neurona, además de selecta, sea rentable. Que no está mal…

Vencí el primer hemisferio en menos de 12 horas de juego intermitente en rutas de autobús y otros momentos de ocio, y le entré enardecido a Agilidad Mental… solo para descubrir que necesito un neurólogo. Ese lado de mi cerebro no tiene salvación: logré un irrisorio 12% de avance utilizando el mismo tiempo y recursos empleados para llevar a Conocimiento al 100%. Quizá el monto necesario para ganar el juego no sea tan pequeño al final de todo. Deséenme suerte.

El balance: recomiendo mucho este juego: es sencillo y muy divertido. Si además, gustas del programa, está hecho para ti. Dado el tamaño del mercado al que están apuntando (los cubanos, con Smartphone que juegan y les gustaEl Selecto Club…) es poco probable que el volumen de monetización sea significativo.

Sin embargo: quienes desarrollaron La Neurona siempre podrán decir con sinceridad que se divirtieron en el proceso de crearlo, al menos tanto como quienes ahora tenemos el placer de jugar.

give love0

give love0

give love0

Descargar

El juego

Realidad Aumentada

Android
49.92 Mb

Contactar